28 Feb 2024 | Actualizado 16:57

Buscar

La provincia de Albacete supera los valores normales de precipitaciones del periodo 1981-2010 hasta octubre

Archivo - Persona con paraguas por la lluvia
Archivo – Persona con paraguas por la lluvia


Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

El nuevo año hidrológico comienza con déficit de precipitaciones tras concluir el tercer ejercicio más seco en 60 años

MADRID/ALBACETE, 7

El año hidrológico 2021-2022 terminó como el tercero más seco desde que hace 60 años comenzaron los registros en España y el nuevo ejercicio comenzó el 1 de octubre con falta de precipitaciones, ya que en estos primeros días se ha recogido 1 litro por metro cuadrado de valor medio nacional cuando el valor medio normal serían 8 litros por metro cuadrado, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En estos momentos, hasta el 4 de octubre las cantidades acumuladas se encuentran por debajo de sus valores normales en gran parte del territorio debido al reciente comienzo del año hidrológico. Tan solo se superan los valores normales para el periodo 1981-2010 en la provincia de Albacete y en la mitad sur de la isla de Gran Canaria.

Desde el 28 de septiembre hasta el 4 de octubre las precipitaciones afectaron a todo el territorio salvo a zonas del cuadrante noreste y levante peninsulares. Se superaron los 10 litros por metro cuadrado en el tercio norte de la Península, en la mitad oeste de Salamanca, a lo largo de sierra Nevada, en las islas Baleares y en el norte de las islas Canarias de mayor relieve.

Las precipitaciones alcanzaron los 60 litros por metro cuadrado en una franja litoral que va desde el este de Cantabria hasta el norte de Navarra, destacando los más de 100 litros por metro cuadrado en la costa de Vizcaya.

La AEMET destaca las precipitaciones recogidas en observatorios principales de Fuenterrabía, con 105 litros por metro cuadrado; en de el aeropuerto de Bilbao, con 82 litros por metro cuadrado; San Sebastián, 69 litros por metro cuadrado; Santander I-CMT, 57 litros por metro cuadrado; Santander-Parayas, 54 litros por metro cuadrado; de 41 litros por metro cuadrado en Vigo-Peinador.



Más allá del periodo contabilizado, el día 5 de octubre hubo precipitaciones en el norte y en Levante, sobre todo en el interior de la provincia de Valencia, donde se superaron los 60 litros por metro cuadrado.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que durante los primeros nueve meses de 2022 han caído en España 303 litros por metro cuadrado, lo que representa un 30% menos de lo normal, desde el inicio de la serie histórica en 1961.

«Solo dos años naturales han recibido menos precipitación entre enero y septiembre que el año actual», ha destacado Del Campo, que precisa que fueron 2005, con 236 litros por metro cuadrado, y 2012, con 295 litros por metro cuadrado. En todo caso, destaca que los tres años con menos lluvias en toda la serie histórica entre enero y septiembre se han registrado en el siglo XXI.

El meteorólogo indica que aunque la tendencia al aumento de temperaturas en España es «claramente achacable» al cambio climático, que ha provocado una subida de las temperaturas a escala global, lo cierto es que «no está tan clara» la tendencia en cuanto a las precipitaciones.

No obstante, sí afirma que se puede decir que ha disminuido «ligeramente» la precipitación media anual, que es ahora entre un 10 y un 12 por ciento en el conjunto de España respecto a las precipitaciones que había a mediados del siglo XX.

Sin embargo, reconoce que la mayoría de los estudios no encuentran una tendencia atribuible al cambio climático, ya que cuando se estudian los registros de precipitación desde comienzos del siglo pasado (es decir 120 años) se observan periodos más lluviosos y más secos.

En general, el portavoz sí observa una mayor duración de los periodos secos en el sur de la península y también una mayor intensidad de las lluvias torrenciales en las regiones mediterráneas en los días en los que esta lluvia torrencial se produce.

«Podríamos decir, resumiendo mucho que actualmente en España yo de menos días, pero cuando llega lo hace de forma más intensa, con una precipitación quizás menos aprovechable», precisa, aunque esta tendencia habrá de seguir siendo estudiada.

Respecto a las temperaturas, insiste en que sí está claro su ascenso y avisa de que en el futuro seguirán subiendo en las próximas décadas en España. Sobre las precipitaciones, se observa un ligero descenso de la precipitación media y parece que esa tendencia se mantendrá en los próximos años, por lo que podría llover menos y los periodos secos serán cada vez más largos.










Síguenos en tu red social favorita