28 Feb 2024 | Actualizado 16:57

Buscar

Los 4 trucos que los interioristas no quieren que conozcas

TRUCOS DECORACIÓN

Hay veces que, con cambios muy sencillos, puedes dar una nueva cara a tu hogar.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

La decoración de interiores puede ser una tarea agradable y divertida o el peor de los castigos. Esto dependerá de la maestría de cada persona para la decoración. Incluso, puede que para algunas personas esto no le genere ninguna de esas dos sensaciones, sino que simplemente no le interesa y copia al dedillo cualquier espacio que vea en cualquier tienda de decoración sin importarle lo más mínimo. Sin embargo, nuestro hogar es el estandarte físico de nuestros deseos estéticos y donde esto se reduce a la más pura esencia, ya que el interior de nuestras casas y apartamentos sigue siendo un terreno de juego ideal para los amantes de la decoración y el diseño. Otros llegarán a decir que es el espejo de nuestra personalidad. Sea cual sea el nombre que le pongamos, lo principal es definir cuidadosamente nuestros gustos. No obstante, te apasione esta tarea o no, en este artículo te vamos a dar los consejos necesarios para que con pocas cosas realices un gran trabajo.

1. Pon tu despacho en cualquier rinconcito

No es necesario tener un despacho en una habitación concreta de la casa si no tienes el espacio suficiente o no es una necesidad imperiosa. Solo tienes que saber dónde colocarlo. Puedes hacerlo en una de las salas que tengas, simplemente dejando un espacio libre, incluso entre armarios, mientras que quepa una mesa para poner lo que necesites y tengas buena luz, puedes tener tu despacho sin necesidad de quitar una estancia de la casa. Respecto a las estanterías, puedes colocar unas de nogal para darle un toque sofisticado. 

Al igual que lo más sencillo es elegir una mesa como la que te muestro a continuación que tiene un estilo moderno y no ocuparía mucho espacio.

2. Mármol y azulejos verdes en el baño

Uno de los colores clave de este año es el verde y, por suerte, en cualquiera de sus tonalidades queda perfecto en el baño. Otro truco que se suele emplear en el diseño de interiores, es utilizar el mármol para la zona en la que se apoya la pila para lavarse las manos o en la propia decoración. En el caso del verde, este color en los azulejos del baño, queda bien tanto si los dispones en horizontal como en vertical. Además, algo que está muy de moda es disponer los azulejos como si fuera un mosaico al estilo zellige, que combina perfectamente con las vetas del mármol y la pared pintada en el mismo tono.

Si esto se sale de tu presupuesto, puedes utilizar azulejos autoadhesivos como los del enlace, para cambiar el estilo de tu baño, sin necesidad de hacer una reforma y llamar a albañiles.

3. A salón pequeño, espejos grandes

Si tienes un salón bastante pequeño, la mejor forma de hacer que parezca más grande es jugando con los espejos. Puesto que esto creará una sensación de amplitud rápidamente. Además, una nueva tendencia en la colocación de espejos, es pintar un marco al espejo mucho más amplio que el propio espejo. Lo habitual es pintar este marco en una tonalidad más oscura de la que hay en las paredes, para resaltar el espejo. Sin embargo, no tiene por qué seguir la forma del mismo, ya que puedes pintar un marco que llegue hasta el suelo, que sea más ancho que el espejo o incluso menos o, también, puedes cambiar la forma, si el espejo es redondo, pintar el marco cuadrado o, al contrario. Estos arcos coloridos con lo que puedes enmarcar tus espejos e incluso tu arte, generan un estilo ecléctico muy moderno.

Una muy buena opción y mucho más barata para esta tendencia, es utilizar estos espejos que te mostramos a continuación que son adhesivos y puedes generar cualquier dibujo que desees en tu pared. Además, no te gastarás una gran cantidad de dinero y podrás probar donde más te guste y más sensación de amplitud creas que generan.

4. Estantería empotrada como cabecero

El cabecero es una de los elementos decorativos más importantes del dormitorio, por ello, cada persona intenta plasmar en esta zona su esencia. No obstante, aunque cualquier opción que te represente es buena, si tienes la posibilidad de poner una estantería empotrada en esta zona, podrás no solo llenarla de libros, sino que también podrás elegir pequeños elementos de decoración que puedes colocar en esta estantería. En este caso, puedes elegir la forma que quieras, puede ser un pequeño espacio, toda la pared en la que se encuentra apoyada la cama o incluso a ambos lados. Esto dependerá de tus gustos y opciones. No obstante, también puedes añadir una estantería a un lado o a ambos de la cama como esta en forma de escalera, que le dará un toque hogareño a tu dormitorio debido a los colores empleados.

Con estos cuatro retoques conseguirás que varios espacios de tu casa tengan un gran cambio sin apenas tener que hacer un gran desembolso. Elige lo que más te guste, no tienes por qué hacerlo todo, solo aplica lo que necesites o te guste.

Puede que esto también te interese

Síguenos en tu red social favorita