Publicado 24 Feb 2024 18:00

Durante la tarde de ayer se produjo un trágico incendio en un edificio en el barrio de Campanar de Valencia, cobrándose la vida de nueve personas. A pesar de creer inicialmente que el poliuretano era el material inflamable que causó la rápida propagación del fuego, el Colegio Oficial de Arquitectura Técnica de Valencia confirmó que en realidad se trataba de un aislante mineral de lana de roca.
La lana de roca, un material natural producido a partir de rocas volcánicas como el basalto, actúa como aislante térmico y acústico en edificaciones. A diferencia del poliuretano, la lana de roca es inorgánica y no inflamable, lo que la convierte en un elemento protector contra incendios. la «lana de roca» podría haber sido clave en el calcinado, junto a un material termoplástico, como una resina, para adherir el aluminio.
Este incidente plantea dudas sobre la importancia de conocer los materiales de construcción utilizados en los edificios para garantizar la seguridad de sus ocupantes.

Comparte esta noticia en tu red social favorita



logo Únete a nuestro Canal