Publicado 1 Mar 2024 17:51 | Actualizado 1 Mar 2024 18:07

La película de animación ‘Dragonkeeper (Guardiana de dragones)’, coproducción hispano-china, dirigida por Salvador Simó y Li Jianping, inaugura el 27 Festival de Málaga este viernes con una historia que sucede en la China milenaria.

‘Dragonkeeper (Guardiana de dragones)’, que participa en la sección oficial a concurso, es una película de aventuras y fantasía escrita por Carole Wilkinson, Pablo Castrillo, Ignacio Ferreras, Rosanna Checchini y Wang Xianping, basada en la primera de las seis novelas de la saga literaria homónima de Wilkinson.

En la rueda de prensa han estado presentes el director, Salvador Simó; el productor ejecutivo, Larry Levene; el director de animación, Abraham López Guerrero; el director técnico y supervisor 3D, Víctor Saúco, y Arturo Cardelús, músico.

Salvador Simó, que regresa al Festival de Málaga donde ya participó en la 22 edición con ‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’, ha detallado que cuando comenzaron el proyecto «una de las cosas que, sobre todo, teníamos, muy claro» era «la película que queríamos hacer».

«Hoy en día, las películas de animación de cine familiar están cargadas de ‘gags’, uno tras de otro; y nosotros queríamos un poco recuperar la forma de contar las aventuras de los años los años 90, un poco 80, con las historias de aventuras que nosotros crecimos; películas que te emocionaban» y que «cuando acababas la película y salías del cine, habías realmente disfrutado una gran aventura». «Intentamos un poco recuperar esa forma de contar las historias en el cine de animación», ha sostenido.

El director ha hablado de que la película y ha destacado la importancia de la coproducción y «a la hora de contar la historia había que intentar ser fiel a la China histórica de ese momento». «El trabajo del codirector chino ha sido cuidar un poco de esa fidelidad con la cultura china», ha sostenido.

«Hemos intentado que la película sea muy fiel a la cultura china y a lo que era la China de aquella época, en la medida de lo posible», y ha subrayado que «el gran éxito de esta película es un poco esa unión y hacer, precisamente, que esa película funcione tanto en China como en el resto del mundo».

La película tiene previsto el estreno en Estados Unidos el próximo 5 de abril; el estreno en España y buena parte de Europa, el 19 de abril, y en China todavía no han fijado la fecha, pero «será inmediatamente después o cerca, después de nuestro estreno». «Es una película para cine», ha subrayado el productor ejecutivo Larry Levene, que ha remarcado que «el sueño, el objetivo que nos marcamos cuando empezamos el proyecto es hacer una película merecedora de la gran pantalla».

Sobre el proceso de la película, el productor ejecutivo ha detallado que el tiempo que han tardado en hacerla ha sido entre seis o siete años, lo que se tarda en hacer las películas de animación, que es de largo recorrido, pero «con una dificultad muy grande» como es que han vivido «dos pandemias», ya que «los tiempos de la pandemia en Europa y en China han sido distintos», lo que les llevó «no solamente a abandonar el estudio, a trabajar en remoto», sino también a encontrase con las «grandes dificultades de no poder viajar».

El director también ha sostenido que «una película de animación es una maratón muy larga y muy dura», pero «luego el resultado final creo que es muy gratificante».

Por su parte, el director técnico y supervisor 3D, Víctor Saúco, ha hablado del trabajo y ha detallado que hacerlo en remoto «ha sido un sido realmente un periplo brutal, muy duro y a la vez muy gratificante».

«Ha sido muy duro, pero yo creo que ha quedado muy chulo», ha valorado, al tiempo que ha asegurado que «lo más difícil ha sido la gestión con el equipo de China y el remoto que hemos tenido que hacer con ellos» debido a la pandemia, por lo que «fue una situación un poco difícil».

Por su parte, el director de animación, Abraham López Guerrero, ha hablado de la parte de su trabajo y ha dicho que «una de las cosas que tiene la animación es que todo empieza en el papel, aunque haya muchos ordenadores… todo empieza en el papel y empieza pensando, planificando, dialogando, dibujando… hay un equipo de arte extensísimo».

«Hacer animación es como ir cámara lenta, donde se estudia cada gesto», ha detallado y ha puesto como ejemplo que «a lo mejor, un animador, en esta película, hace un segundo al día, dos segundos al día, tres, si el animador es muy rápido, cuatro segundos al día si Bárbara –directora de producción– presiona mucho…». «Ha sido muy intenso y muy bonito, enriquecedor, muy bello, pero muy agotador». Sobre la música Arturo Cardelús, ha explicado que entró a componer en enero de 2023 y «estuvimos seis meses con la música».

Por último, sobre el utilizar la animación para contar la historia, el productor ejecutivo ha dejado claro que fue así desde «el primer momento». «El sueño surge en hacer una película de animación a partir de esas novelas; no hubo ninguna duda». Al respecto, el director ha dicho que «hay historias que te piden contarlas de una manera determinada u otra. Creo que por de por sí esta historia te pide ser contada en animación», ha concluido.

Comparte esta noticia en tu red social favorita





ESPAÑA

logo Únete a nuestro Canal