Publicado 24 Feb 2024 14:30 | Actualizado 24 Feb 2024 14:37

La Colegiata de San Benito Abad de Yepes acogerá el próximo 20 de abril dos conciertos de ‘Candlelight’. La plataforma tecnológica Fever, organizadora de los dos conciertos, ha querido colaborar con la restauración de la parroquia de Yepes trayendo a la localidad toledana este formato «único» y con trayectoria internacional de conciertos de música clásica bajo la luz de las velas.

Los dos pases tendrán lugar a las 19.30 y 21.30 horas en el interior del templo con un programa en el que un cuarteto de cuerda interpretará las Cuatro Estaciones de Vivaldi: ‘Primavera’ –Allegro, Largo, Allegro Pastorale–, ‘Verano’ –Allegro non molto, Adagio-Presto, Presto–, ‘Otoño’ –Allegro, Adagio Molto, Allegro Molto– e ‘Invierno’ –Allegro non molto, Largo, Allegro–, según ha informado la entidad en nota de prensa.

Parte de los beneficios obtenidos serán donados por ‘Candlelight’ a la restauración de las cubiertas de la iglesia principal de Yepes, construida a mediados del siglo XVI y denominada como ‘Catedral de La Macha’ por sus dimensiones y riqueza artística.

Tras años de deterioro, el temporal ‘Filomena’ afectó «gravemente» a las cubiertas y amenazaba al colapso total de la techumbre. Vecinos de Yepes crearon en 2021 la plataforma ‘Salvemos la Colegiata de Yepes’ para concienciar del grave problema y recaudar fondos con el objetivo de intervenir de forma urgente en el edificio histórico.

La obra, presupuestada hasta el momento en 1.200.000 euros, ha podido comenzarse gracias a los donativos conseguidos en múltiples actividades organizadas por la plataforma, 300.000 euros, y a la donación de 305.000 euros del Arzobispado de Toledo.

El propósito de eventos como este concierto, además de conseguir ingresos para continuar la restauración, es concienciar sobre la importancia de la conservación del patrimonio histórico-artístico, especialmente en el medio rural.

Un llamamiento que los vecinos de Yepes ya hicieron el pasado 21 de enero con una «manifestación histórica» que congregó a más de 2.000 personas en un grito «unánime» a las administraciones públicas para solicitar su implicación en la recuperación de monumentos que guardan la historia, fe y raíces del conjunto de la sociedad.

Comparte esta noticia en tu red social favorita



CASTILLA-LA MANCHA