Publicado 7 Feb 2024 10:17 | Actualizado 7 Feb 2024 10:24

El Hospital Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha realizado por primera vez una donación cardíaca en asistolia controlada, lo que convierte a la Comunidad Autónoma en una de las primeras regiones que sin tener programa de trasplante de corazón ha podido reunir todos los requisitos para poder realizarla.

La coordinadora médica de Trasplantes del Hospital de Toledo, la doctora María Luisa Rodríguez, ha explicado que la donación en asistolia es un proceso en el que en un paciente que ha fallecido por parada cardiorespiratoria se consigue recuperar el flujo sanguíneo de sus órganos mediante dispositivos de circulación extracorpórea como el ECMO, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La donación en asistolia es una realidad en España desde hace años obteniendo órganos de óptima calidad para el trasplante, lo que permite aumentar el número de donantes y de pacientes con opción a ello. El último logro en este tipo de donaciones era conseguir la recuperación del corazón.

Para llevar a cabo este proceso, ha sido necesaria la actuación multidisciplinar de equipos de profesionales liderados por la coordinación hospitalaria de trasplantes, que contaron con todo el equipamiento de preservación ECMO, así como con perfusionistas, personal de quirófano, cuidados intensivos, entre otros.

Esto supuso una planificación de más de 48 horas con un contacto estrecho entre coordinadores de los hospitales involucrados en la donación y el trasplante, que finalmente se tradujo en que a la llegada del equipo extractor estuviera todo preparado y la cirugía discurriese sin incidencias.

La donación cardíaca es ya una realidad, empezándose en aquellos centros con trasplante cardiaco en el propio hospital. En este sentido, en 2021 se produjeron once donaciones de este tipo, en 2022 37 y en 2023 se llegó a 58 corazones donados por este método, lo que supone el 18 por ciento de los trasplantes cardiacos anuales.

Según ha indicado la coordinadora médica de Trasplantes, «este hito ha sido posible gracias a la labor y al esfuerzo de un equipo multidisciplinar y sobre todo a la generosidad y solidaridad de los familiares de los donantes que, en un momento tan duro como es el fallecimiento de un familiar, deciden dar vida a otra persona que lo necesita».

Castilla-La Mancha cerró el año 2023 con récord histórico de donantes de órganos y tejidos, con 90 donaciones, lo que supone un aumento de casi el 22 por ciento con respecto al año anterior, convirtiéndose en la Comunidad Autónoma donde más ha crecido la donación de órganos durante el último ejercicio, al pasar de 74 donantes de órganos y tejidos en 2022 a 90 en 2023.

De los 90 donantes de órganos, 35 fueron en asistolia, lo que supone el 39 por ciento del total, cifra nunca antes alcanzada desde que se implantó la obtención de donantes a corazón parado o en asistolia, que son aquellos donantes diagnosticados de muerte por el cese irreversible del latido cardíaco y de respiración espontánea durante más de cinco minutos.

Para poder desarrollar esta técnica, Castilla-La Mancha cuenta con un Protocolo Autonómico y se ha puesto a disposición de los hospitales tres equipos de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) y un equipo compuesto por dos intensivistas y una enfermera de UCI para poder llevar esta tecnología a todos los hospitales acreditados para la extracción de órganos.

Comparte esta noticia en tu red social favorita



TOLEDO

No se encontraron posts populares en el rango especificado.