28 Feb 2024 | Actualizado 15:43

Buscar

La dirección de Aernnova Composites Illescas asegura que las peticiones sindicales suponen «pérdida de competitividad»


Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

La dirección de Aernnova Composites Illescas ha expresado este lunes su preocupación por la continuidad del conflicto laboral que atañe a la planta, ha destacado que la empresa está «cumpliendo escrupulosamente con el convenio colectivo aplicable de la Industria Química, firmado el 10 de mayo de 2021 por la Federación Empresarial del sector (Feique) y los sindicatos UGT-FICA y CCOO –vigente hasta el 31 de diciembre del año 2023–, y ha destacado que las peticiones sindicales supone la «pérdida de competitividad definitiva».

En un comunicado, en relación al convenio colectivo, la empresa asegura que en él se garantiza un incremento de salario igual al IPC para los años 2021, 2022 y 2023 y su regularización y abono el 1 de enero del 2024. De acuerdo con las estimaciones de las instituciones y autoridades económicas esto supondrá una subida garantizada el 18,5% en tres años.

«A pesar de ello, la Dirección de la Empresa ha propuesto formalmente a la representación de los trabajadores distintas soluciones transitorias de revisión que puedan paliar en la práctica la situación inflacionista. En concreto, la última propuesta supone un incremento de un 6,5% para los años 2022 y 20223 vinculadas un 4% a la obtención de resultados y un 2,5% fijo. Estas propuestas, que también han sido rechazadas, suponen una subida fija y consolidada del 21% en tres años», ha manifestado.



La dirección de Aernnova Composites Illescas ha asegurado que «desde el primer día y hasta hoy la única petición de la representación sindical ha sido una subida adicional del 6,5% fijo y consolidado para el año 2022, además del 2% que ya se ha subido por convenio y que será adicional a los IPC reales de los años 2022 a 2023»

Esta propuesta supondría una subida del 25% en tres años (de acuerdo al IPC del 2021 y las previsiones para los años 2022 y 2023).

Además, la empresa considera que «las peticiones de la representación de los trabajadores suponen, desde el punto de vista económico, una pérdida de competitividad definitiva de Aernnova Composites Illescas ya que los clientes no aceptan la repercusión de incrementos salariales».

Esta falta de competitividad afectará también «a cualquier posibilidad de lograr la adjudicación programas futuro por parte de clientes que necesitan obtener productos y servicios en tiempo, calidad y con costes competitivos», ha precisado.

Finalmente, ha lamentado que a pesar de sus explicaciones, el Comité de Empresa mantenga la convocatoria de huelga iniciada en el mes de julio y anticipe una huelga indefinida para diciembre próximo, teniendo en cuenta, además, que los clientes «ya nos han manifestado su preocupación ante el incumplimiento de los compromisos de entrega de la empresa y anticipan que tomarán las medidas necesarias para la protección de sus legítimos intereses».










Síguenos en tu red social favorita